1 sept. 2012

Sinceramente te digo que todavía tienes la misma mirada y que siempre cuando te veo me sorprendo y mis ojos quedan estampados en ti.


Al momento de verte mis ojos se abrieron en un instante, me sorprendí, aún sabiendo de que vendrías, me enamoré otra vez, vi tus ojos y recordé viejos tiempos, donde la mirada era todo para nosotros, pues no eh dejado de pensar en ti, volví a tener esa sensación, esa desesperación de mirarte, de mirar si me mirabas, de buscarte con mis ojos y no mover ninguna articulación más, pero tan solo por un par de horas, por que se que después volverá todo a la normalidad, y esa va a ser la única imagen que tenga de ti, lo único que recuerde de ti, yo se que no es nuevo, ya nada es nuevo al momento de encontrarnos, tu me miras, yo me sorprendo abro mis ojos y mis labios y empezamos a mirarnos constantemente, una y otra vez..., ves?, ya nada es nuevo bajo nosotros. Fue bueno, pero ahora quiero más, sabiendo que no pondré tener un poco más, te vi, te pensé, volví a tener las mismas historias que imaginaba,historias que solo guardaría en mi cabeza. Volví a sentir el aire fresco que sentía al verte, ese nerviosismo que tenía, esa desesperación que tenia cuando no te encontraba, y esa alegría que me daba cuando me mirabas a lo lejos, el sonido de un violín cuando nos mirábamos, y una pizca de recuerdos amargos, pero eso no me hace olvidar las 1.000 y tantas miradas que se destruyeron en un día. 
Y en ese instante fue en donde me di cuenta que la única cosa que me sorprende eres tu.
Me dí vuelta para mirarte y vi que me estabas mirando igual de como lo hacías antes.

2 comentarios: