13 jun. 2012

Tú.

En el alcohol la leche de chocolate ahogo mis penas.
Eres el idiota que nunca pensé en pensar, eres el que miré aquella vez, eres el que pensaba día y noche, sin ti mi cabeza se siente vacía, pero no estas acá, te fuiste, pero porque tu quisiste sabiendo que me tenias a mi, ya tenias una razón para quedarte, no me dolió, ya no estoy mal porque ya no estás, lo que pasa es que nunca supe que eras malo, que eras diferente a lo que yo creía, el perro de siempre de los mismos trucos, ya me los sé, mis lagrimas jamas te voy a dar, tantas despedidas que en verdad dedicarte una más esta de más, así que corre y no mires a tras, lo has echo ya y la verdad me da igual, recordarte está de más ya que tu no estas, tal vez no sabias quien era yo, y por esa razón, se rompió mi corazón. No dependía de ti, no dependías de mi, no dependíamos de una mirada, en verdad nunca fuimos nada.





El oso tierno ya no te queda bien.  El oso tierno que nunca estuvo en ti.
Tus miradas valen oro. Tus miradas antes valían oro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario