22 ago. 2012

Y me di cuenta que nada es como lo creía, ese en cual despiertas.

Y este es el momento donde te das cuenta que nada es lo que parece, que vivimos más en la imaginación que en la realidad, que vivimos más para otras personas, que para nosotros mismos, que valoramos a las personas cuando se van a alejar de ti, que dices que te gusta la lluvia, pero cuando cae la más mínima gota lo primero que haces es ponerte bajo un árbol, que nos enamoramos de las personas que más nos ignoran, que esperas mucho de otras cuando das poco, que no somos más que un sueño sin fin y que cuando morimos es cuando despiertas, que la persona que menos demuestra es la que más siente, que te gustaran personas a primera vista que ni siquiera conoces y te haces ilusiones, aun sabiendo que nunca las vas a conocer y nunca les hablaras, que no hay más salvación para esa relación, pero sigues intentándolo, que el helado después del rompimiento te hace sentir peor, que no vivimos más que solo un espejismo asiéndonos creer que todo está bien, que un día de lluvia es lo único que te hace dormir como un angelito, que todo lo que creíamos no era más que una sola ilusión...

No hay comentarios:

Publicar un comentario